Cirugia

¿Qué es la cirugía oral?

La cirugía oral es la especialidad más antigua de la odontología. Se dedica al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, traumatismos y defectos de las piezas dentarias, de los maxilares y de los tejidos blandos adyacentes que requieran intervención quirúrgica. El odontólogo debe tener profundos conocimientos de ciencias básicas para su profesión como la anatomía, la histología y la fisiología, así como de las entidades nosológicas más frecuentes. Tener capacitación, entrenamiento quirúrgico y obviamente una gran destreza manual.

Intervenciones más frecuentes:

1 - Extracción del tercer molar retenido (muelas del juicio):

Es la intervención más frecuente en cirugía oral. Entre las muchas indicaciones para la extracción de estas piezas podemos citar la falta de espacio en la mandíbula para su correcta erupción, su orientación anómala, que puede producir daños en las piezas vecinas o apiñamientos dentarios, o problemas de inflamación en la encía por una erupción incompleta, que puede generar una infección crónica en la encía circundante.

2 - Extracciones dentarias complejas:

A veces una extracción dentaria puede ser complicada desde el punto de vista quirúrgico. Por ejemplo si el paciente padece enfermedades sistémicas importantes, ha recibido radioterapia recientemente o sufre trastornos en la coagulación, si las piezas dentarias están destruidas, etc. En tal caso, el odontólogo aporta su habilidad quirúrgica para solucionar el problema.

3 - Cirugía preprotésica:

Son intervenciones que se realizan previamente a la colocación de una prótesis. Consisten en el acondicionamiento de la encía o del hueso maxilar o mandibular para facilitar una correcta adaptación de la prótesis.

4 - Regeneración ósea:

El advenimiento de la implantología trajo aparejado la necesidad de reconstituir el tejido óseo perdido para poder colocar los implantes donde antes no se podía por la falta de este. Hoy en día hay diversas técnicas y materiales para conseguir este objetivo, desde las tradicionales técnicas de toma de injerto de hueso del mismo paciente, para colocarlo en el sitio donde falta; hasta la utilización de hueso de banco, donde se compra hueso granulado y en bloques, que esta esterilizado, y se coloca en el sitio faltante, se recubren con membranas reabsorbibles de colágeno o no reabsorbibles, según el caso; consiguiendo recuperar el hueso faltante, para luego (o en el mismo momento de la regeneración) colocar el implante dental.

5 - Levantamiento de seno maxilar:

La pérdida de hueso en el sector posterior del maxilar superior dificulta la colocación de implantes. Hoy en día se realiza el abordaje del seno por la cara anterior de este, haciendo una ventana para penetrar en el mismo, levantar la membrana que lo recubre, para luego poner relleno óseo, logrando conseguir aumento de hueso para la colocación de los implantes dentales.