Selladores de fosas y fisuras

Entre los seis y los siete años sale el primer molar detrás de toda la dentición primaria (o dientes de leche). Este molar es una pieza permanente, con el niño va a crecer, va a desarrollarse, va a contraer matrimonio, va a ser papa y va a ser abuelo…. Si se lo cuida!

Este primer molar es bastante susceptible; por eso hay que cuidarlo tanto desde su salida. Sale muy atrás en el espacio de la boca, y la mama muchas veces no lo distingue y no lo limpia correctamente!

El niño en edad pre-escolar todavía no tiene el control motor total de si mismo y le cuesta mucho cepillarse correctamente, por eso la mama lo tiene que hacer por él.

Las superficies masticatorias de los dientes tienen superficies irregulares que se llaman fosas y fisuras. Las fosas son depresiones naturales de los dientes y las fisuras son como grietas profundas. Estas depresiones se convierten en “rincones y recovecos” dentro de los cuales quedan atrapados los alimentos. Estos depósitos involuntarios de residuos constituyen un medio muy propicio para la formación de la placa bacteriana, ya que es imposible llegar con el cepillado.

El flúor que el dentista aplica en el consultorio a veces no llega a penetrar bien en estas aéreas: por eso es común que las fosas y fisuras de los chicos tengan caries aun cuando se cepillan y usan flúor regularmente.

El odontólogo cuenta con materiales especiales para proteger a los dientes de estas caries, llamados selladores de fosas y fisuras. Estas sustancias forman una película de plástico delgada que cubre las superficies masticatorias de las muelas y crea una barrera contra las bacterias que producen las caries. Los selladores pueden durar aproximadamente u n año, depende del tipo de masticación de cada uno. Una vez realizado el sellador puede realizarse su mantenimiento; Cuando el niño hace la visita semestral al odontólogo, este mira la boca y se fija si el sellador esta entero, sino lo rehace.

Muchos estudios han demostrado que la aplicación de selladores disminuye notablemente La aparición de la caries dental. Estos materiales selladores deben ser aplicados en los dientes que tienen fosas y fisuras muy profundas. Deben clocarse a los 6 años cuando sale los primeros molares permanente y a los 12 cuando salen los segundos molares permanentes, porque cuando el diente erupciona el esmalte todavía es inmaduro.. El proceso de maduración del esmalte lleva tiempo y necesita del contacto con la saliva que tiene sales minerales que lo fortifican. Mientras el desarrollo se completa los selladores se convierten en una muy buena medida de protección.

ARIEL F. ANGILLETTA - ODONTOLOGO - M.P.13868 / M.N 30937

Descargar